3/11/2011

Vertigo




El mundo nos ha expulsado,
no nos necesita de momento,
dispara a la atmósfera
los cuerpos, mentes,
incluso los zapatos.

El acenso es rápido,
nos falta el oxigeno,
un minuto, dos...
la asfixia sobreviene,
la vista se nubla.

Cuando reaccionamos
nos rodea el vacío,
la frialdad de estrellas;
el sideral silencio.

Es tanta la ingravidez,
la soledad compartida,
para cuando acordamos
ya vamos en picada.

Siento el vértigo,
la angustia,
el miedo que provoca el cambio.
Hiriente, 
la atmósfera nos recibe,
dos cuerpos en descenso
convertidos en llamas.

Iluminamos el firmamento,
somos cometas incidentales.
mientras tu preguntas 
si valió la pena,
yo disfruto el momento.

Falta ya muy poco,
el suelo viene al encuentro.
Se que no llegaremos 
intactos al piso.

Ya no te veo a mi lado,
-siempre fuiste tan ansiosa-
te desintegras primero.

Mientras me esfumo
solo alcanzo a pensar:
el vértigo valió la pena
por volar un momento.

D.C.


3/09/2011

Fijación oral


Mi loca compulsión es tenerte entre mis labios,
Repetirte en silencio murmurando en las sombras,
Palabra dulce, maldita, emanación de mi locura.

Mi estúpido intento es que no mueras en olvido,
Que seas eterna e inmortal, inamovible y completa,
Palabra necia, hermosa, fluido de mis sueños.

Mi terca necesidad es tu presencia constante,
Revoloteando ostentosa por mi mente ambigua,
Palabra sublime, prohibida, materia de mi alma.

D.C.