10/27/2014

Tan dueña de ti



Vienes cuando todo falta,
tan dueña de ti
que a veces me da miedo.
Ventisca de febrero
que nubla mi mirada.

Entra la luz de tu sonrisa;
a millones de metros por segundo
 asaltas mi memoria.
Beso no negado
que regresa a mi,
verso escrito a destiempo.

Te metes en mis sueños
cuando estas alas-corazón
se sienten más rotas,
proyección de mi pecho
que aspira a tu memoria.

¿Vienes cuando todo falta
o solo te imagino?
estrella fantasma
perdida en el cielo,
tan dueña de ti
que a veces me da miedo.

D.C.